fbpx

5 formas de ayudar a su hijo a adaptarse a una nueva normalidad

En el transcurso de los últimos cinco meses, nuestro mundo ha enfrentado los desafíos y cambios provocados por COVID-19. No hay duda de que las familias en general han experimentado cambios en sus rutinas diarias, sin tener más remedio que acostumbrarse a la vida como la conocemos ahora.

Cada día conocemos nueva información, pautas y mejores prácticas con respecto al virus con el fin de mantenernos a nosotros, a nuestros niños y a nuestras comunidades seguras. A medida que las cosas continúen evolucionando, sabemos que lo más probable es que el coronavirus no desaparezca pronto. En cambio, tendremos que adaptarnos a una “nueva normalidad”.

Como el adulto en la vida de un niño, esto puede resultar estresante. No se preocupe, aquí hay 5 consejos para ayudarlo en esta nueva normalidad.

1. Limitar los electrónicos 

Diariamente sale un flujo constante de nueva información sobre COVID-19. Mucha de esta información puede asustar o confundir a su niño o adolescente. Además, la información publicada y los comentarios compartidos en las redes sociales podrían afectar negativamente la salud mental de su hijo.

Asegúrese de estar al tanto de las noticias y el contenido de los medios que su hijo absorbe. Esté siempre abierto a tener una conversación con ellos sobre sus preguntas o inquietudes sobre lo que están escuchando o viendo.

2. Volver a la normalidad en pasos

Los restaurantes, parques, iglesias y centros comerciales son solo algunos de los numerosos entornos sociales que han comenzado a abrirse en muchos estados del país, pero asegúrese de discutir si sus niños y adolescentes se sienten cómodos regresando a estos entornos y actividades sociales antes de visitar ellos.

Si está tratando de decidir si su hijo regresará a la escuela en persona, en línea o tomará otra ruta educativa para el otoño, haga un esfuerzo por incluirlo en estas discusiones para determinar qué cree que funcionaría mejor para él.

Además, las escuelas y las universidades están conversando sobre su enfoque para el próximo año escolar, incluyendo los deportes y las actividades extracurriculares. Su hijo puede sentirse emocionado o asustado por esto. Recuerde validar sus sentimientos.

“Explore."

Sea proactivo y hable sobre el plan de su escuela para volver a abrir y cómo los entornos y actividades sociales pueden verse diferentes en este momento. Es imperativo prepararse, si puede, para cualquier cambio o experiencia nuevos que puedan encontrar.

3. Practicar y enseñar todos los protocolos de seguridad

Es importante que su hijo lleve las medidas de seguridad que aprendió en casa. Continúe promoviendo la seguridad personal y comunitaria, como el lavado de manos, uso de la mascarilla y el distanciamiento social.

Practique estas medidas de seguridad diario. Puede hacer esto mejor demostrando cómo participar en una higiene y prevención de infecciones. Tómese el tiempo para enseñarle a su hijo los cinco sencillos pasos para lavarse las manos correctamente: mojar, hacer espuma, frotar, enjuagar y secar.

4. Abrir la conversación

Tener conversaciones abiertas con su hijo es una excelente manera de facilitar la confianza, la honestidad y el crecimiento. Debido a que las cosas cambian a diario, lo más probable es que la experiencia y las reacciones de su hijo también cambien a diario.

Esté preparado para discutir el enfoque de su familia sobre la apertura de negocios y escuelas y cómo participarán juntos en esta nueva normalidad, como familia. Recuerde que su hijo puede tener amigos que no estén de acuerdo; proporcione a su hijo la información y las habilidades para estar listo para entablar conversaciones con estos amigos de una manera positiva.

5. No olvide cuidarse también

¡Se lo mereces! Practicar el cuidado personal y el manejo de sus propias emociones es importante como cuidador y padre. Quizás la mejor manera de cuidar a su hijo durante este tiempo es asegurarse de cuidarse a sí mismo.

Este ha sido un momento extremadamente estresante y es importante que reconozca los desafíos que ha enfrentado y superado. ¡Recuerde tomar tres respiraciones profundas y recuerde que puede manejar esto!

About the author

Beth Bender, CCLS
More articles

Beth Bender, CCLS, is a child life specialist on staff at Baylor Scott & White McLane Children's Medical Center.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

5 formas de ayudar a su hijo a adaptarse a una nueva normalidad